SOIRA, de Eugenia Pandora

Una pequeña Bodeguera encontrada en un estado terrible, parte de su intestino fuera de su cuerpo y parte ya necrosado.

Se la ingresó de inmediato, era urgente hacerle una intervención pero las analíticas dieron que Soira tenía anemia y otros valores muy alterados. 

Momentos terribles de duda, no se la podía dejar sufriendo esos dolores y sin comer.

Fueron  días terribles, el organismo de la pequeña ya estaba muy deteriorado y al final, falleció.

Mucho dolor para todos, se hizo todo lo posible por que pudiera tener una vida digna pero desgraciadamente, no siempre se llega a tiempo.

Ayudamos con la cuenta de Soira y agradecemos a Eugenia y a sus compañeras tanta dedicación para ayudar a los abandonados.