ODÍN

Abandonado en un pueblo de Sevilla junto a sus 4 hermanos de unos 7 meses, en un campo, lugar donde tenían pocas posibilidades de sobrevivir.

Cuando Rocío recibió aviso de uno obreros que pasaban cada día por allí, solo quedaba él.

Estaba llenito de bichos y desnutrido así que le desparasitó y tuvo que dejarle en residencia de pago para ponerle a salvo.

Ha pedido ayuda así que le costeamos dos semanas de residencia para darle tiempo a que encuentre acogida.