TRASTO

Recogido por una compañera en pésimo estado en medio de una calle de un polígono industrial

Era la noche de un sábado, por lo que le dijimos que le llevara a un Hospital Veterinario, donde pagamos la factura de 104,42 euros.

Fue acogido en casa de una de nuestras voluntarias, allí este lindo gatito recuperó su salud y sus ganas de vivir.

Trasto, ahora Sudi,  ha sido adoptado por una familia maravillosa que le cuidará  para siempre.