RONI

Este precioso Pitt Bull de casi tres años vivió la mayor parte de su vida confinado en una terraza.

Era atendido a menudo por dos chicas del pueblo, llevándole agua y comida.

Al final consiguieron que el dueño maltratador lo cediera.

Ingresó en una residencia costeada por sus rescatadoras, que entonces contactaron con LADDRA pidiendo ayuda para costear la preparación veterinaria completa de Roni, inclluída esterilización.

Accedimos enseguida, este perro cariñoso y noble se merece una oportunidad de adopción y así poder vivir en un verdadero hogar.   

Roni sigue esperándote.