ROBIN

             

Este gato llevaba meses encerrado y abandonado, ni saben cómo pudo sobrevivir.

Vivía con un drogadicto q fue  hospitalizado y no avisó de la existencia del gato, por lo que el pobre animal quedó desamparado en un primer piso hasta que los vecinos oyeron sus insistentes lloros cada día.

Uno de ellos se apiadó y puso una escalera en la calle para poder facilitarle desde allí agua y comida.. 

Aún así, en su desesperación, un día Robin saltó...y escapó, a pesar de estar muy debilitado.

Los vecinos habían llamado a los servicios de recogida de animales por lo que era urgente encontrarle y ponerle a salvo.

Una buena amiga animalista, Rocío, le buscó por los alrededores y nos dio aviso del caso con el fin de poder tener apoyo económico para  llevarle al veterinario y prepararle en cuanto le capturasen.

Así ocurrió en pocos días y Rocío le acogió en una pequeña habitación, a pesar de tener muchos animales a su cargo.

Entonces esta mujer increíble tuvo la generosidad de sugerir a unos posibles adoptantes de un gato suyo, que adoptaran a Robin, ya que él necesitaba espacio y mucho cariño.

Esta pareja de gran corazón accedió sin dudar...y ahora Robin vive rodeado de caricias y mimos, ya lo veis en las fotos, siendo el rey de la casa, lo que todo gato ha de ser por naturaleza..