BOLT


El caso de un cachorro de galgo que tiraron por encima de la verja del albergue de Ladridos Vagabundos (Granada).

Tenía una luxación en la cabeza del fémur, no se sabe si la tenia anteriormente y al no servir para cazar lo tiraron,o bien se la produjo por la caída.

El pobre sufría dolores ,le costaba tumbarse y levantarse, a menudo lloraba.

El veterinario recomendó operarle cuanto antes para evitarle sufrimiento.

Ahora se recupera y va progresando muy rápido, ya puede dar carreritas con sus compañeros divirtiéndose y sin dolor.