LARA

Acogida, gastos veterinarios y gestión de su adopción.

A esta perrita, de unos dos años, la echaron por encima de la valla de un pequeño albergue sin recursos, el mismo día que fuimos allí de voluntarias a pasear a los perros. Increíblemente cariñosa, ha estado acogida en casa de  una compañera, mientras se la preparaba para su adopción. Ahora vive con su alma gemela, Ringo,  se divierten a todas horas y sus adoptantes les quieren muchísimo.